PESAJ- Muerte, sepultura y resurrección de Yahshua.

PESAJ

Nos revela la verdad acerca de la muerte, sepultura y resurrección de Yahshua por toda la humanidad.

¿Qué es PESAJ?

Es una convocatoria santa instituida y ordenada por YHVH para ser proclamada como un tiempo profético señalado por EL, para reunirse anualmente con Su pueblo hasta el fin de los tiempos. Entendiendo por revelación que, lo que sucedió con Israel cuando fue liberado de Egipto después de celebrar PESAJ, era un presagio, un tipo, una sombra que contenía un gran anuncio profético acerca de la liberación del hombre de la iniquidad y del poder de las tinieblas a través de la muerte, sepultura y resurrección de Yahshua. Fue de la iniquidad original que heredamos de Adán, de la que Yahshua nos redimió y liberó porque Adán, como padre de la raza humana, transgredió la ley o Torah primigenia que el Padre Eterno le entregó y había puesto en su espíritu, para obedecer y gobernar la tierra en el Huerto del Edén, y esa transgresión convirtió a Adán en un ilegal, en desgobierno y afectó a toda su descendencia, o sea, a toda la humanidad, fuimos víctimas de su desobediencia y de su rebelión. Pero ya hemos sido hechos libres por siempre, gracias a Yahshua, (Romanos 5:12-17: Genesis 2: 16-17; 3:21; Éxodo 12),

¿Qué significa PESAJ para este tiempo?

Pablo nos dice en 1 Corintios 11:26 “porque todas las veces que comáis este pan y bebáis la copa, la muerte del Señor proclamáis hasta que él venga”.

Pablo nos habla aquí tácita o implícitamente del tiempo específico ya señalado por El Señor para celebrar PESAJ y de que hagamos proclamación de su muerte a toda la humanidad. ¿Y que indica esto? Que debemos anunciarle a la humanidad que fuimos víctimas de la iniquidad Adán y por eso Yahshua pagó el precio por nuestra redención por medio de Su sacrificio propiciatorio, Su muerte y sepultura y que EL nos hizo justicia y, por lo tanto, lo único que el hombre tiene que hacer ahora, es aceptar y confesar a Yahshua por fe como Señor y Salvador para ser librado del juicio eterno y poder así recibir el Reino de Dios por herencia. Jesús dijo: “No temáis manada pequeña, porque vuestro Padre se complació en daros el reino”. Lucas 12:32.


PESAJ, realmente nos habla y revela varias verdades muy importantes: la justicia y el orden nos fueron restaurados, y fuimos libres de la esclavitud de la iniquidad, y por ende de la naturaleza satánica, libres de la potestad de las tinieblas y de la maldición de la ley mosaica, según Colosenses 1:13-14 “…Quien nos rescató de la potestad de las tinieblas, y nos trasladó al reino de Su amado Hijo, 14 en Quien tenemos la redención, la remisión de toda iniquidad”. Y Gálatas 3:13.


Por lo tanto, tenemos mucho que celebrar y mucho que proclamar acerca de la salvación y del establecimiento del Reino de Yahshua sobre la tierra y en el corazón de los hombres. Celebremos con gran gozo y confianza la grandeza y autoridad de nuestro Mesías y de su amor por toda la humanidad. Celebremos la resurrección del Hijo del hombre que trajo la derrota de Satanás y del poder de las tinieblas y nos dio la autoridad y el poder sobre ellas por siempre.

¿Por qué celebramos PESAJ cada año?

La celebramos porque así lo instruyó el Padre Celestial en las Escrituras ordenándonos que la proclamáramos como una santa convocatoria para todo Su pueblo cada año, el día 14 del mes de Aviv, que en nuestro calendario cae entre el mes de marzo y abril. (Éxodo 12; Levíticos 23: 1-3).

La celebramos porque esta es una de las 7 convocatorias santas de nuestro Padre Celestial para Su pueblo. Ojo, No son convocatorias o fiestas de los judíos o solo para el pueblo judío, como muchos alegan, ni fueron ellos quienes las instituyeron u ordenaron y mucho menos son convocatorias religiosas, sino que, son convocatorias de YHVH que tienen un contenido y cumplimiento profético que, trasciende la ley mosaica y a las generaciones de los pueblos de la tierra en el tiempo, para que sean proclamadas a toda la humanidad, especialmente después de la muerte y resurrección de Jesús, cuando de ambos pueblos, Judíos y gentiles, el Señor hizo un solo pueblo, el cual es el verdadero Israel, esto es, todos los redimidos, por la circuncisión del corazón o nuevo nacimiento. (Romanos 9:6-8; Romanos 2:28-29, Efesios 2:14-20; Ezequiel 37:15-22; 2 Corintios 5:17) y la razón bíblica de eso, fue porque el pueblo de Israel quebrantó el pacto del Monte Sinaí y YHVH le dio carta de divorcio. (Jeremías 3:8; Juan 8:44-59) quedando así todos, judíos y gentiles, destituidos de la gloria de Dios. (Romanos 3:23), y ahora la salvación viene por la fe en Yahshua, siendo nosotros, los hijos de Dios, el verdadero pueblo de Israel que YHVH profetizo a través de un Nuevo Pacto y No un viejo pacto renovado o brit hadasha, eso era imposible hacerse. Lea Jeremías 31:31-32 “He aquí que vienen días, dice YHVH, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá.32 No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto, pues ellos invalidaron mi pacto, aunque fui Yo un marido para ellos, dice YHVH”.

La celebramos porque es una cita divina con nuestro Señor Yahshua HaMashiaj, Quien desea, en cada convocatoria llenarnos de Su presencia, sabiduría, unción y poder del Espíritu Santo, por lo tanto, unámonos todos, el sábado 27 de marzo a las 06 pm, por Zoom y por todas nuestras redes sociales: Enfoque Ministerial, ministerio Redil, Facebook e Instagram.

Será una semana en donde recibirás la llenura del Espíritu Santo y hablarás en otras lenguas conforme el Espíritu te las de, para glorificar al Señor y proclamar Su segunda venida cuando establecerá Su Reino Milenial sobre toda la tierra y nosotros, los hijos del Padre Eterno, reinaremos juntamente con El. Aleluya, Gloria sea al Señor por la eternidad. Mil bendiciones a todos.

Dr.

> • <

Deja un comentario

Ir arriba