Abran paso!!!

Abran paso!!

¿Puede una puerta decidir quién pasa o no?

En el Salmo 24:7 hay un llamado de atención, de voz de alerta al recibir la orden de ejecutar la acción de abrirse para dejar pasar o entrar a una gran y muy importante autoridad, en otra versión se da la orden de que la puerta alce su cabeza y de paso.

¡Atención, puertas, ábranse portones antiguos, porque el Rey de Gloria está por entrar! ¿Quién es el Rey de Gloria? ¡Es el SEÑOR Todopoderoso! ¡Él es el Rey de Gloria! Selah

Salmos 24:7-8

Versión La Palabra de Dios para todos.

Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, Y alzaos vosotras, puertas eternas, Y entrará el Rey de gloria. ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla.

Salmos 24:7‭-‬8

Versión RVR 1960

Creo vamos entendiendo quienes son esas puertas y su función (propósito), mejor dicho quienes “somos” la puertas de conexión entre para el ingreso y reinado a quien verdaderamente lo merece, si a El mismo!!!, al Rey de reyes y Señor de señores. Hemos recibido el aviso de que debemos obedecer y darle paso al El. Un propósito en nuestra vida es el que somos ese elemento (persona) de enlace y conexión con autoridad para establecer el Reino de Dios en la tierra.

Somos muy importantes, nuestra vida no es una simple coincidencia de la naturaleza, estamos aquí para recibir al Rey de Gloria.

Ir arriba